5/20/2008

Comunicación y escuela

Nos alegra estar en esta orilla del río, dice Alberto Rincón, profesor opita enamorado desde hace años de su oficio -oficio de maestro, que adelanta con tenacidad, amor y mucha creatividad.

Y si bien ellos continúan a las orillas del gran río de la Magdalena, yo creo que en las aguas digitales no se quedaron a las orillas. Herederos de viejos bogas del Magdalena, sus maestros se lanzaron al agua con la ventaja de que jóvenes músculos llevan los remos.

Aquí sus valerosos navíos

(¿Qué tal si creamos una red de medios escolares? ¿Hipereescuela? ¿blogescuela?)

3 comentarios:

alnogal dijo...

Su deferencia son vientos buenos en esta mar entre abúlica y tempestuosa; ahí con el entusiasmo que da el habernos hechado a la mar con la bandera pedagógica izada y los cantos nuevos de los jóvenes, pronto estarán los niños y la bulla será mayor y también la poesía.

Voy por ¿Hipereescuela? o ¿blogescuela?. ¿Cuándo comenzamos y qué hay qué hacer?


Deseo sumarme al manifiesto de soy libre, desde INSULA. ¿Cómo lo hago?

Arlovich dijo...

Alberto: espero hablar con el profesor Alvaro Ramirez, del blog ojo al texto, en el evento de campus party el mes de junio. Quiero conocer la experiencia de hiperbarrio, por eso se me ha ocurrido hiperescuela. La idea es poner en red los blogs que abrimios con maestros en el Tolima y los de ustedes en el Huila y hagamos una red, que como el Magdalena, atraviese el país, pasando por las encumbradas capitales y las humildes provincias.

Puedes darle "copiar" al texto de mi entrada al manifiesto y pegarlo en la nueva entrada de tu blog. Al final agragas el link de tu blog en el puesto 563 y ya está, a ejercer la libertad blogger.

Un abrazo desde la ínsula.

chio dijo...

hola muy chevere su blog arlovich gracias por sumarse al proyecto de comunicacion de la normal de neiva si es cierto tomamos es reto estaremos remando para lograr nuestros objetivos
edna rocio estudiante de la ens 11-03