4/19/2008

Eduardo Umaña Mendoza

A Eduardo Umaña lo conocí en el marco de la campaña de delegados a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Llegó a Neiva de noche, proveniente de un acto de campaña en el Cauca. Al otro día ofreció una conferencia en la Universidad Surcolombiana, en el auditorio Tony Vidales, que a decir verdad, no pudimos llenar. Eduardo, muy crítico, nos llamó la atención por la falta de entusiasmo y de rigurosidad del trabajo.

Y es que esa noche que pasó en Neiva y tras una inmensa cantidad de cigarrillos, nos contó de la intensidad de su trabajo y nos dejó muy en claro el esfuerzo que hay que hacer en Colombia para hacer política no partidista, limpia, transparente. También nos contó con humor la ocasión en que tuvo que tirarse de un taxi en plena marcha en Bogotá porque intentaban asesinarlo desde un automóvil que se aproximó demasiado. Y nos dijo:

"Si vienen por mí, yo no me voy a dejar llevar, voy a estar aquí, voy a resistir, no me voy a doblegar..."

Y es con esas palabras que Eltiempotv (muy acertadamente, valga reconocerlo) inicia una serie de videos (4) en los que se rinde un homenaje a su memoria, a diez años del magnicidio de este gran hombre, honesto jurista, hombre valiente y político visionario en Colombia.

Eduardo Umaña, por esas interminables y estúpidas peleas mezquinas de la izquierda en Colombia, no salió como delegado en la constituyente del 91. Pero nunca se doblegó y nunca bajó la mirada ante el terror. Nos queda su entrañable sonrisa de hombre solidario y su lección de vida. Aquí su testimonio: (en youtube los otros tres videos)

1 comentario:

CARLOS A. GAMBOA dijo...

La frase de Umaña bien vale la pena ser recuparada, aunque cada día se hace más dificil esbozar cualquier síntoma de resistencia...porque ahora se está construyendo una nueva perversidad cultural: "terrorista de pensamiento"